En NetCloud Engineering somos expertos en Edge Computing en el tráfico de datos del IoT y en este post os contaremos en qué consiste.

¿Qué es Edge Computing?

Se trata de una red de malla de microcentros de datos con la que procesar y almacenar datos críticos de manera local a la vez que se empujan los datos recibidos a un centro o repositorio donde todo se almacena en la nube.

El lugar físico de esta red donde se almacenan físicamente los datos mide sólo 30 metros cuadrados.

Edge Computing en el tráfico de datos del IoT

Lo normal es hacer referencia a los casos de uso de IoT, donde los dispositivos de borde recopilan los datos, a veces incluso de manera masiva, para enviarlos a una nube o un centro de datos para que sean procesados. El Edge Computing en el tráfico de datos del IoT ofrece un cálculo local para que algunos de los datos se procesen, valga la redundancia, localmente; de esta manera, se reduce el tráfico backhaul hacia el repositorio central.

Lo habitual es que sean los dispositivos IoT los que se encarguen de llevar a cabo esta labor, capaces de transferir los datos a un dispositivo local donde se incluye la computación, el almacenamiento y la conectividad en red en un pequeño factor.

Los datos son procesados en el borde y una parte -o todo- se envía a un repositorio central para procesarse o directamente almacenarse en el centro de datos corporativo que estará instalado en una colocalización o nube IaaS.

¿Dónde radica su importancia?

La importancia del uso de el Edge Computing en el tráfico de datos del IoT viene con la variedad de circunstancias en las que este recurso resulta el más adecuado.

En primer lugar, tenemos que el Edge Computing se presenta una muy buena opción si los dispositivos IoT presentan una conectividad pobre y poco eficiente y necesitan estar constantemente conectados a una nube central.

La latencia con la computación de borde es mínima puesto que los datos no atraviesan la red hasta el centro de datos o la nube. Así, los casos de latencias altas serán los más beneficiados con este respiro.

Los centros de microdatos cercanos a las construcciones 5G son una realidad; una en la que los clientes de negocios querrán poseer un espacio en ellos para tener un acceso directo a una red más amplia del proveedor, capaz de conectarse a un IaaS público.

Fog vs. Edge

¿Alguna vez has escuchado el concepto Fog Computing? La niebla en la computación es el conjunto de conexiones de red entre los dispositivos que unen el borde y la nube. Así, esta incluye el Edge Computing y también la red que se necesita para la obtención de datos una vez procesados.

Edge Computing en el tráfico de datos del IoT

La seguridad del Edge Computing

Sobre si el Edge Computing en el tráfico de datos del IoT es o no seguro existen partes a favor y en contra. Por un lado están los que dicen que los dispositivos de borde son, por lo general, más vulnerables. Por otro, también se dice que cuantos más datos cercanos a nuestra red y, por ende, en una nube que pueda estar comprometida, mucho mejor.

Sea como sea, lo importante es que el diseño de una computación de borde -o bien de niebla- sea lo más seguro posible. Hay que prestar atención al control de acceso, el uso de túneles y el cifrado de datos y, muy importante, hacer un uso correcto del propio léxico de esta variedad de tratamiento de datos.

Y hasta aquí nuestro post sobre el Edge Computing en el tráfico de datos del IoT esperemos que os haya sido útil, si os ha quedado alguna duda estaremos encantados de ayudaros, solo os tenéis que poner en contacto con nosotros.

CompárteloEmail this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUpon